Complementos piscinas

Piscina Salada

Cloración Salina y Regulador de Ph.

Vamos a dedicar el post de hoy a la desinfección con cloración salina de las piscinas privadas. Lo que normalmente se conoce por piscina salada. Os contaremos como funciona y cual son las ventajas e inconvenientes, frente a otros métodos de desinfección.

Un baño muy agradable

 

Cuando nos decantamos por una piscina de agua salada, lo que hacemos es la instalación de dos aparatos un clorador salino y regulador de ph en el cuarto de depuración. Al contrario de lo que habitualmente se esperan lo usuarios. Añadimos sal directamente al vaso de la piscina. El clorador salino por una serie de reacciones convertirá la sal en cloro libre, que realizará la desinfección química del agua.

 

A diferencia de lo que normalmente se piensa, con la cloración salina, el cloro sigue estando presente en el agua de la piscina. Si que es verdad que este cloro nada tiene que ver con el que nos proporcionan las pastillas. Es cloro puro, cloro libre listo para atrapar las impurezas que pueda haber en el agua de la piscina. El cloro solo se produce mientras funcione el clorador salino. Por lo que a diferencia de las pastillas no hay cloro acumulado en el agua. Es por esto que decimos que es un baño muy agradable.

  • FUNCIONAMIENTO

El clorador salino consta de un circuito alimentador que proporciona corriente continua. Conectado a un electrodo través del cual cirgula agua salada. La corriente proporciona energía para realizar la electrólisis. Son varias reacciones electroquímicas que se producen en las placas positiva y negativa del electrodo. Donde se van a separar diferentes elementos, entre otros el cloro.

 

 

 

 

Echamos sal común (cloruro de sodio) al agua del vaso de la piscina donde se disuelve. Al aplicar corriente eléctrica, se separa el cloro. Este cloro al combinarse con el agua se transforma en hipoclortito sódico (tambien conocido como lejía), cuyo principal uso es la desinfección. Al ser altamente oxidante y entrar en contacto con otros elementos como la materia orgánica reacciona. A parte de hipoclorito sódico, se produce ozono y oxidrilo radical, también desinfectantes. Otro de los productos que se forman es hidróxido de sodio (NaOH) conocido como sosa. La sosa se neutraliza con el ácido clorhídrico, volviendo a generar sal comúm, cloruro de sodio. Es por esto que la sal no se pierde en ningún momento.

 

El cloro producido en la elecrólisis salina es muy puro, se generá mientras esté en funcionamiento el clorador salino. No será necesario añadir ningún otro producto químico al agua.
  • INCONVENIENTES

 

 

 

El principal inconveniente que tiene el clorador salino es que aumenta el ph. De ahí que piscinas OSCER recomienda instalar siempre, junto con el clorador salino un regulador de ph automático. Este medirá constantemente el ph del agua, gracias a una sonda. Bombeando ácido para disminuir el valor de ph hasta que sea el óptimo. Este valor es conocido como set point. El regulador inyecta más ácido cuando el valor medio es mucho mayor al recomendado. Y muy poca cantidad cuando se encuentra en niveles próximos al recomendado. 

 

Una vez instalado el regulador de ph el único inconveniente es la manipulación del ácido. Que en situaciones normales será una vez al año. Siempre manipulando la garrafa con gafas de protección, guantes y ropa vieja. El valor recomendado es de 7,2 y con el regulador automático se alcanza con gran precisión.

  • LA INSTALACIÓN

El conjunto de la instalación contará por un lado, del clorador saino. Que es una fuente de alimentación que adapta la corriente eléctrica de la red para inyectarla a los electrodos. Y también es la encargada de controlar todo el proceso de electrolisis que tiene lugar en la célula. Por otro lado el regulador de ph, consta de una sonda encargada de la medición del ph y el inyector que es el aporta el ácido.

 

La sonda debe estar instalada a la salida del filtro de  arena, para no ser ensuciada. Y antes de la célula del clorador para que no le afecten los productos químicos generados. Es muy delicada y debe estar protegida de los moviemientos bruscos y SIEMPRE SUMERGIDA EN AGUA, NUENCA EN AGUA DESTILADA. La sonda no tiene garantía al igual que las luces. Pero con una buena manipulación las horas de vida de la sonda es de años.

 

La célula cloradora debe estar instalada después de la sonda de ph. Y con espacio suficiente para extraer el electrodo de la célula.

 

Posteriormente debe encontrarse el inyector de ácido, al final de todos los dispositivos. Para que el ácido no provoque corrosión en los demás elementos.

 

 

 

 

  • MANTENIMIENTO

 

 

Las piscinas con clorador salino requieren un menor mantenimiento. Pero como cualquier sistema automático necesita una vigilancia regular. Es necesario medir el nivel de cloro y ph al menos dos o tres veces en la temporada. Aumentandolas si observamos que el agua no se encuentra limpia y cristalina. Lo normal es que los valores sean los correctos y coincidan con los valores que nos proporcina el clorador y regulador de ph. A parte de esta comprobación no será necesaria ninguna otra intervención.

 

La garrafa de ácido será sustituida antes de que se gaste. En piscinas privadas la garrafa de 25l debería durar todo el año, variando en función de diversos parámetros.

 

Los lavados del filtro, paredes y fondo deben realizarse como si se tratara de una piscina de cloro.

 

La sal que perdamos será únicamente la que echemos al desagüe con los lavados del filtro de arena. Ya que como hemos explicado se regera después de cada reacción y tampoco se evapora. Así será suficiente con un saco de sal por temporada, dependiendo de las medidas de la piscina y los lavados que efectuemos.

 

 

 

Cuando hagamos la hibernación de la piscina, pararemos el clorador salino. NUNCA DEBE TRABAJAR POR DEBAJO DE LOS 15 ºC. Y no lo pondremos en funcionamiento hasta que suba esta temperatura.

 

  • VENTAJAS

 

 

La principal ventajas de las piscinas desinfectadas con clorador salino es la pureza del agua. A pesar de desinfectar con cloro, no hay cloro libre en el agua.

 

Cuando utilizamos pastillas de cloro para la desinfección del agua, lo que estamos haciendo es tener altas concentraciones de cloro combinado en el agua, esperando las bacterias para atraparlas. Además de cloro, las pastillas contienen otra serie de metales pesados, que se acumulan en el agua, no se evaporan. Razón por la cual tendremos que vaciar el agua de la piscina tratada con pastillas de cloro cada 5 años. Ya que la acumulación de metales no es saludable. 

 

La salinidad del agua es similar al de la lágrima de un ojo, nada que ver con la salinidad del mar. Por lo que es muy recomendable para la piel, especialmente de los niños. Los pediatras son los mejores comerciales de la Electrólisis salina.

 

 

0%
Piscinas saladas
0%
Electrólisis salina

Autor


Avatar

Cristina Vaquerizo

Community management.