Automatizar la piscina; cloro y ph bajo control de forma automática.

Hora de disfrutar...la domótica llega a tú piscina.

Por suerte para muchos de los usuarios de una piscina privada, la domótica ha llegado también a este mundo.

Si nunca has tenido una piscina no tienes por qué conocer su funcionamiento ni el mantenimiento que necesita, pues tengo dos noticias;

la primera; necesita tiempo de dedicación para controlar todos los niveles comprobar que son los correctos y corregirlos si fuese necesario.

Y la segunda; puedes automatizar todos sus parámetros rebajando el tiempo de dedicación a lecturas y correcciones.

Por supuesto el presupuesto inicial cambia, pero tienes que saber que existe y luego decidir si automatizas desde un principio, posponer para un mejor momento, o quizás seguir toda la vida comprobando los valores manualmente.

Preocúpate de disfrutar!!

Después del post anterior en el que vimos que es el cloro y el pH, así como la importancia de mantener los valores dentro de los límites correctos y cómo actuar en cada caso de modo manual para corregirlos. Muchos me comentábais que no teníais tiempo para estar midiendo estos parámetros manualmente e ir actuando según los valores obtenidos.

Deciros que no tenéis porqué preocuparos, era necesario empezar con la explicación de todo lo anterior y saber cómo actuar en cada caso, pero una vez visto hoy os contaré cómo automatizar la medición y ajuste de los parámetros de la piscina, especialmente el pH y el cloro.

Al igual que en los anteriores post englobados en el manual de la piscina, os lo presentaré sin tecnicismos para que todos podamos entenderlo sin explicaciones pesadas, no obstante si alguien quiere profundizar quedo a su disposición en comentarios.

Comenzaré diciendo que todos los aparatos de los que os voy a hablar se pueden instalar a posteriori. Por lo que tanto si empiezas con la construcción de la piscina, quieres actualizar la existente o simplemente estas loco por disfrutar “por fin” de la que ya tienes, no te pierdas este post.

OSCER Piscinas

Controlar el pH de forma automática.

Comenzaremos por automatizar los niveles de pH del agua para lo que instalamos un regulador automático de pH.

-Regulador automático de pH.

Se trata de una bomba dosificada que de forma autónoma dosifica líquido para mantener el pH dentro de los niveles óptimos. Normalmente se pueden calibrar tanto para subir como para bajar el pH. Esto dependerá del tipo de desinfección que usemos y del agua que tengamos en la zona, será el constructor de la piscina el que valore como calibrarlo.

El regulador automático analiza el agua que viene de la piscina y lo compara con el valor (set poin) para el que está ajustado, inyectando el líquido minorador o aumentador de pH, si es preciso hasta que el ph del agua de la piscina está en los niveles correctos.

Lo normal es que el regulador automático esté calibrado para bajar el ph, ya que la mayoría de las piscinas se desinfectan con cloración salina que tiende a subir el ph.

Controlar el Cloro de forma automática.

1.- Analizador de Cloro amperométrico

Con este analizador medimos directamente la cantidad de cloro libre que tenemos en la piscina listo para la desinfección, se mide en miligramos/litro o ppm y debe estar en 1ppm.

Hace lecturas de los valores de cloro que hay en el agua de la piscina y si se desvía de 1ppm que es su set point, inyecta cloro líquido hasta alcanzar el nivel correcto.

Así de sencillo, sin embargo su presupuesto ronda los 1500€, por lo que no siempre nos decantamos por su instalación y lo que hacemos es optar por un controlador más económico, un medidor redox.

2.- Medidor de Redox

No se mide el cloro directamente, sino que medimos la oxido-reducción del agua y de forma indirecta tenemos los valores de cloro. Los valores se miden en milivóltios y 1ppm (que es la cantidad correcta de cloro que debemos tener en el agua) corresponde a 700 mV.

En función de los valores obtenidos, si es preciso se ajustan con una bomba peristáltica que inyecta cloro líquido.

Frente al presupuesto del analizador de cloro amperométrico, el redox tiene un presupuesto mas bajo. Inconveniente; el redox fluctúa con la temperatura del agua y el pH. Nada tiene que ver con la precisión del analizador de cloro amperométrico.

Cuando hablamos de piscinas salinas, la gama alta de los cloradores salinos vienen con el medidor de cloro, redox y control de ph incluidos, ya será el usuario el que en función de su presupuesto valore la instalación del mismo.

Hasta aquí todo lo necesario para automatizar el control de pH y cloro de la piscina, valores que tienen que encontrarse perfectamente controlados para tener un agua clara y saludable. Como cualquier aparato electrónico necesita una supervisión para comprobar que están funcionando correctamente, pero nada que ver con el control manual.

Buen día a tod@s!!

Port Relacionados

Deja tu comentario